From left, Reps. Marjorie Taylor Greene of Georgia and Andy Biggs and Paul Gosar, both of Arizona, were among six Republican House members who called on the Justice Department Tuesday to respond to what the called the mistreaetment of "political prisoners" arrested in the Jan. 6 Capitol riot. (Photo courtesy C-SPAN) Insurrection Reflection
From left, Reps. Marjorie Taylor Greene of Georgia and Andy Biggs and Paul Gosar, both of Arizona, were among six Republican House members who called on the Justice Department Tuesday to respond to what the called the mistreaetment of "political prisoners" arrested in the Jan. 6 Capitol riot. (Photo courtesy C-SPAN)

Una resolución copatrocinada por dos representantes estadounidenses de Arizona quiere definir las acciones atribuidas a dos grupos de activismo a favor del aborto como terrorismo interno.

Los representantes estadounidenses Andy Biggs, republicano por Gilbert, y Paul Gosar, republicano por Bullhead City, copatrocinan un proyecto de ley que designaría a dos organizaciones de protesta por el derecho al aborto como grupos terroristas nacionales.

El proyecto de ley, titulado ley de “Protección de madres y bebés del terrorismo”, fue presentado por la representante Marjorie Taylor Greene, republicana de Georgia, el 23 de junio, antes de que la Corte Suprema publicara su decisión de revocar a Roe vs. Wade el siguiente día. 

Dicho proyecto de ley se refiere directamente a Ruth Sent Us y Jane’s Revenge, grupos activistas que han protestado públicamente contra la decisión de la Corte Suprema en Dobbs vs. Jackson. 

El primer grupo, que lleva el nombre de la difunta juez Ruth Bader Ginsburg, es más conocido por sus protestas en los últimos meses en los barrios donde viven los jueces de la Corte Suprema, mientras que el segundo se ha atribuido la responsabilidad de los ataques a varias clínicas contra el aborto y clínicas cristianas de embarazo.

Todas las acciones enumeradas en el texto del proyecto de ley como terrorismo doméstico se atribuyeron a Jane’s Revenge o no tenían un perpetrador claro, mientras que no hubo actos que fueran claramente cometidos por Ruth Sent Us.

En su blog, Jane’s Revenge ha reivindicado la responsabilidad por el vandalismo y las bombas incendiarias de al menos 11 centros de embarazo contra el aborto desde mayo, ninguno de los cuales ha estado en Arizona. 

En un artículo de Arizona Republic, un documentalista familiarizado con Ruth Sent Us dijo que el proyecto de ley combina los dos grupos de manera incorrecta y dijo que nunca había visto a un manifestante de Ruth Sent Us involucrarse en un conflicto físico con un residente del vecindario o con la policía. No está claro si Ruth Sent Us se ha organizado en Arizona.

Gosar mencionó su participación en el copatrocinio del proyecto de ley en un boletín semanal, mientras que Biggs simplemente enumeró el proyecto de ley en su boletín entre otros que copatrocinó.

El proyecto de ley no ha progresado desde el día en que se presentó, y actualmente está esperando ser visto por el Comité Judicial de la Cámara.